PÁGINA SOBRE MI

NITU-e1510226282740
JOAN VERGÉS

Quizás fue el ojear los libros de Emilio Freixas que mi padre tenia en casa … puede que despertaran en mi el interés por el dibujo y que se me diera bien por lo menos para aprobar con buena nota esta asignatura. Después ser delineante en mi primer trabajo y la topografía más adelante, hasta aparecer esta profesión que me acompaña desde hace ufff… un montón de años y a la que accedí con una buena dosis de ilusión ( hoy ser emprendedor ). Pocos seminarios, cursos y talleres en aquellos días, solo determinación por hacerlo un poco mejor cada día. Aquí me tenéis sin miedo a nuevos retos, siempre con la mayor profesionalidad posible y dejando mucho de mi a todos los que en mi camino se cruzan. Reflexionando sobre la fotografía: Están en todas partes; en tu teléfono, en tu tablet, incluso una cámara. No puedes escapar de los selfies, Instagram, Pinterest y Facebook. El mundo está inundado de fotografías y realizamos más fotos que nunca. Para muchas personas, una imagen solo tiene el valor de unos instantes. Las mamás y los papás quieren captar cada pequeño gesto de su bebé. La abuela quiere tenerlos a todos. Cuando quieres enseñar a tu nueva mascota, sacas el teléfono. Pero en poco tiempo incluso puede borrarse solo para dar cabida a más imágenes que tendrán poco significado dentro de unas semanas. ¿Qué será de todas estas fotografías que se toman hoy? las imágenes digitales ya no son lo suficientemente importantes como para que la mayoría de las personas las conserven impresas. Comencé en un mundo de solo carretes, donde se revelaban y hacían copias que se pegaban en álbumes de fotos o se guardaban en cajas de Cola-Cao. Las mirábamos y apreciábamos esos recuerdos con gran ilusión. Eran una parte de nuestra vida y para muchos, si ocurriera un desastre, esas fotografías serían lo único que intentaríamos salvar. Los álbumes y fotografías de boda representaron parte de nuestra vivencias. Se estima que 1 de cada 100,000 fotografías realizadas hoy realmente terminara siendo una fotografía impresa. El mundo digital significa que puedes mirar en la pantalla de tu PC , teléfono o tablet pero sin ellos, no tienes nada. Es probable que tenga un sinnúmero de imágenes que se almacenan aleatoriamente y no tiene organización ni forma de localizarlas. Quizás hayas hecho algún esfuerzo, pero incluso eso puede parecer una tarea abrumadora cuando decides abordarla. A esto se agrega, a lo largo de los años, que la tecnología va cambiado tan rápido, que muchas fotografías trealizadas hace 6-7 años se almacenan en un tipo de medio que ya no es compatible. Y la tecnología del futuro puede no ser compatible con estos tipos de archivos “antiguos”. Muchos tenemos móviles viejos con innumerables imágenes en ellos. Tal vez “compartiste” algunos en Facebook o Instagram o subiste a tu sitio web de almacenamiento. Pero ninguna de estas soluciones quizás permanecerá para ver tus fotos y, lamentablemente, muchos de tus recuerdos de hoy, no van a estar presentes mañana. Estas fotos representa una pequeña parte de ti o algo que fue parte de tu vida. ¿Alguien recuerda las tarjetas SD de 256 mb cuando hoy en día, un 16 gb se considera ridiculo? Tal vez vayas a un Fotógrafo Profesional y todo lo que quieres es que tome algunas fotos y nos las de en un usb“. Después de todo, es un “mundo digital” y no debería costar mucho. Puede llevarlas a sacar copias y obtener impresiones realmente baratas. Sin película no se necesitaban impresiones del laboratorio para verlas. ¿Dónde están tus discos de memoria? hoy? ¡Dudo que tengas tus DVD o USB viejos en la pared! Y cuando mamá te pregunta si tienes esa foto adorable de tu hijo o hija de 16 años, ya sabes la que tenían 2 años y tienes que responder, ¡tengo que encontrarla!. “Está en una tarjeta de memoria … en algún lugar … cariño, ¿dónde pusimos ese USB otra vez?”. En mi estudio, encontrarás fotografías sobre diferentes soportes. No es un lujo y la mayoría son imágenes de la familia, hijos haciendo algo tonto o incluso importante. Estas son las partes de nuestras vidas en las que podemos abrir el viejo álbum . Donde los recuerdos de nuestra vida se desarrollan ante nuestros ojos. Reímos y lloramos. Nuestra vida está ahí. Está en esa imagen impresa que cualquiera puede ver. No hay duda de “si este tipo de archivo todavía es compatible” o si “mi sistema es aun compatible”. Nada de eso es necesario. Incluso los más mayores, pueden verlos y sentir las emociones de ese instante en el tiempo como si hubieran sucedido ayer.Entonces, si eres parte de esta “revolución digital”, déjame preguntarte: ¿dónde están tus fotografías? En algún disco o almacenado por ahí en el ciberespacio, tal vez? ¿Por qué realmente no compró ese lienzo de …… € para mostrar en mi hogar que un fotógrafo profesional trabajó duro para realizarme? Es una obra “única” , una herencia para que tu familia tenga y recuerde ese pedacito de su vida. Es algo que pasará de generación en generación y la única forma visual en que sus ellos verán lo que parecían y el amor y las emociones que expresaron en el instante en que se capturó la imagen. 2025.Tu nieto está sentado sobre tus rodillas y te pide ver fotos de su mamá, y todo lo que tiene que mostrarles es este pedazo de plástico redondo que no tiene ningún valor. Sin mencionar el polvo y el arañazo de todos esos viejos teléfonos móviles que se mueven cada vez que abres ese cajón. Y como Instagram se fusionó con otra compañía y comenzaron a cobrar, lo dejaste hace 8 años. Supongo que eso te convierte en una de las “generaciones más fotografiadas que no tendrán una fotografía en 10 años”. Supongo que no fue tan importante entonces. Lo digital fue barato. Las cámaras estaban en todas partes. Simplemente no parecía tan importante. Los recuerdos perdidos no tienen precio.

  • JOAN VERGÉS FOTÓGRAFO
  • Horario: Lunes a Viernes: 10h. a 13,30h. y 18h. a 21h. Sábados con cita previa.
  • (+34) 956 168 930
  • (+34) 656 253 966
Formulario de consulta